¿Qué se puede hacer un día libre en México D.F.?

Ir a México, escuchar las mañanitas, visitar las pirámides de Teotihuacán, conocer la Basílica de Guadalupe, comer comida mexicana, tomar tequila y un margarita, escuchar a Luis Miguel por la tele, ver el edificio Mayor, comprar artesanía. ¿Que se puede hacer en México durante 1 día libre?
Ir desde el estado de México al DF puede tomar 2 horas un día laborable, viajar hasta las pirámides una hora y media, comprar artesanía es cuando se despliega el arte de la negociación de precios y aunque no lo parezca puede tomar una media hora hasta conseguir el valor donde ambos ganemos.

El panorama es el siguiente: México tiene 110 millones de habitantes de los cuales, ¿un 40%?, no, ¿un 30%?, bueno, nadie me dijo la cifra exacta pero unos 40 millones están en el estado de México y el DF. Con solo ver el tráfico parecía que el 100% estaba allí. Nadie sabe decir la cifra exacta acerca de la población en todo el Estado de México. Lo que pude apreciar es muchísima gente y muchos autos.  Sin embargo, el tráfico es muy ordenado, no he visto accidentes y la gente no se impacienta tocando bocina. El silencio es salud. En un momento me imagine exportar de Argentina algún que otro bloqueador o piquete para ver que podía pasar con el trafico: CAOS! Impensable algo así.

Si existe un país en el mundo de habla hispana, de los que he conocido, y donde el ego argentino se siente disminuido, es allí. Si nosotros tenemos la avenida y el rio mas ancho del mundo, México tiene el edificio mas alto de América Latina, la mayor cantidad de habitantes, las pirámides más altas. Allí todo es grande: los estacionamientos, los shoppings, las carreteras, el metro bus, el aeropuerto. Todo me pareció inmenso. Pero por sobre todo existe una identidad muy marcada y muy fuerte que se nota claramente cuando tenemos que ordenar comida: el menú necesita traducción. Ir a comer sola, necesita un traductor para saber que comer.

 La solución hubiera sido fácil: me voy a Mc Donalds pero NO. Estoy en México y a afrontar el desafío de entender la carta mexicana. Ir a México y no comer picante, es como no haber ido. Así de simple. Porque para sentirte uno mas, a ser valiente y pedir picante con una cerveza Corona por supuesto. Quesadillas, tortillas, sopas, albóndigas. Todo picante. De mi hígado me encargo después, total tengo que disfrutar México D.F en 1 día!!

comida-mexico

comida-mexicana-patrimonio

Tomar fotos mientras se viaja en auto requiere habilidad y aplicar una regla practica que aprendí de un amigo fotógrafo: “no dejar pasar el momento, no dudar y sacar la foto”  No estamos hablando de minutos, sino de segundos: enfocar y disparar. ¿Así de fácil? Pues no: se te cruza justo un micro, te encontrás que el vidrio del auto está sucio o un pajarito dejo su marca o el conductor del auto intercepta la imagen. No importa, a sacar igual que algo tiene que salir.

De repente me encuentro con el Paseo de La Reforma y una feria de colectividades internacional y mucha campaña de concientización sobre el cuidado del Medio ambiente.

mexico-medio-ambiente

mexico-calles

cuidado-medio-ambiente-mexico

ciudad-de-mexico

calles-mexico

De repente aparezco en el casco antiguo del distrito federal y allí la fisonomía cambia: el estilo de construcción es español. Bellísimo. A seguir sacando fotos desde el auto, como decía antes: la tarea no es fácil, pero algo tiene que salir. Me encanta México. Un dato notorio: la calle donde se encuentran todos los artículos robados para automóviles se llama ”Buenos Aires” en fin, no se que pensar.No hubo un momento en que el cielo este despejado: la fuerte neblina es smog que cubre el DF y solo se ve una altísima torre: el Edificio Mayor de 52 pisos.  La influencia francesa es notable en esta zona de la ciudad.

En ningún momento sentí sensación de inseguridad, por más que estuviera en el auto, sacar media cabeza por la ventana con mi cámara no me dio miedo que me la arrebataran. Lo único que tenía que cuidar era de mi cabeza y que no me la rebanara un micro cuando pasaba al lado.Y me toca ir a las Pirámides de Teotihuacán, porque ir a México DF y no hacer el viajecito de una hora y media es como no haber ido. Es lo mismo que ir a Buenos Aires y no ver tango o ir a Francia y no ver la torre Eiffel o viajar a Nueva York y no conocer la estatua de la Libertad.

Acostumbrada a la cultura Andina, lo primero que me impacto es la aridez ya que no se ve tantos arboles, tanto verde y el poco que hay toma un color pálido el cual supongo  es por la gran  contaminación y las pocas lluvias o quizás los 35 grados de calor que hacia.

Las “cuotas” (peaje) que se pagan en la ruta son mas caras que en Argentina, la gasolina cuesta igual y las marcas de autos se ve mucha influencia de USA y de Japón. Recordemos que si USA estornuda, México se resfría. La economía es muy dependiente de su vecino y es el país maquilador por excelencia. Un gran porcentaje de lo que dice “Made in Mexico” llega importado de USA. Negocios son negocios.

En el camino a las pirámides la parada obligatoria es la Basílica de Guadalupe, la patrona de México. Y Jorge, el guía y conductor en este tour de 1 día libre en México, me cuenta la historia de la Virgen.  Estados Unidos de México no sostiene el culto Católico Apostólico Romano a diferencia de Argentina. El sostenimiento económico lo hacen los fieles pero no el estado. Recordemos que México fue uno de los países que más visito el Papa Juan Pablo II. Como no recordar el inmenso coro que canto al Papa “Tu eres hermano del alma realmente el amigo”, sin embargo todas las visitas no logro que el estado cambie su postura. Jorge, el guía, me dice: “y menos mal que no lo sostiene, la política y la religión no deben mezclarse” . Jorge se emociona al contar los milagros de Guadalupe, pero yo ya necesitaba cambiar de canal.  Al llegar a la Basílica, un inmenso “shopping” de imágenes y efigies “Made in China” me deslumbro. La Virgen también ayuda a todos estos comerciantes que les dio una fuente de trabajo. Jorge se molesta conmigo porque “estos comerciantes no aportan a la iglesia y viven de ella”. Son distintos puntos de vista. Si la política y la religión no se mezcla, me quedan mis dudas.  Estos comercios pagan impuestos, gracias a la Basílica, pero no aportan como fieles y el estado mexicano contento porque son menos fuentes de trabajo que tiene que generar. La Virgen ayuda a ambos. El ciudadano mexicano es quien sostiene económicamente el culto.
 ¿Protestas sociales? Como en todos lados existe, pero me llamo la atención la de los “encuerados” mas de 60 personas semidesnudas protestando en contra del Gobernador del estado de México. Esta protesta hace años que esta, pero sacar fotos, no pude. Yo estaba del otro lado de la carretera y solo vi un montón de hombres en calzoncillos. Jorge me dice que a la vuelta van a estar todos desnudos y ahí podre sacar fotos. Jorge, me olvide de contar, también es fotógrafo y me dio unos cuantos consejos sobre lentes pero que me olvide de comprar en México porque es muy caro. Es verdad, duplica el precio de Argentina.

Llegamos al largo camino que nos introduce al paseo que nos lleva a las Pirámides de Teotihuacán, una cultura de la cual no quedan rastros, testimonios ni descendientes. No se sabe cual era su medio de sustento, tampoco su forma de organizarse, ni cuantos eran. Se estima que el uso y abuso que hicieron de la naturaleza terminó arrasando su eco hábitat y fueron desapareciendo poco a poco. Verdad o mentira, es lo que quizás lo hace misterioso y ponerse a pensar e imaginar como estaban conformados.

Dos grandes pirámides se divisa a los lejos: la pirámide de la Luna y la mas alta, la del Sol. Ambas desafiantes, guardando secretos y misterios difíciles de develar, poco explorados además.

Lo que no podía faltar, son los vendedores ambulantes: hablan francés, ingles, español y algún que otro en italiano. Y aca comienza el arte de negociar precios. “ Señorita, de donde es Ud?” al cual respondo “de Uruguay” quizás lo dije para que me cobren mas barato, porque ellos no olvidan que los dejamos fuera del mundial de futbol. “Mire estas máscaras de jade y lapislázuli”. ¿Cuánto cuesta? 350 pesos mexicanos. “No muy caro”.

 En realidad si hubieran sido del material que ellos dicen, el costo hubiera sido de 350 pero dólares americanos. Me fui a “escalar” la pirámide mas alta. Mas de 240 escalones, el cual me llevo mas de 45 minutos entre parada y parada y ahí me di cuenta como me faltaba el aliento por el cigarrillo. Ya de por si la zona está a 2400 msnm mas la gran escalinata pensé que estaba a 4000. Personas de todas las edades subían, desde 80 años hasta bebes en brazos de los padres y yo con 43 estaba a punto de renunciar a mitad de camino. Pero no, venir hasta acá y no llegar a la cima, es como no haber venido a México. Tengo que llegar, total arriba seguramente hay algún vendedor de agua, porque con 35 grados y el sol partiéndome la cabeza comenzaba a sentirme deshidratada.  Ya a esta altura, tenía la nariz y el cuello rojo del sol. La gente sube y baja, algunos con la lengua afuera y otros como si nada pasara.

Una vez en la cima tenia que tararear la música de “Carrozas de fuego”. Era la victoria y mi premio tenia que ser una botella de agua. Para sorpresa, nadie vendía agua. Después de todo menos mal caso contrario seria un cementerio de botellas plásticas.
Las pirámides, fuente de energía, me sentía realizada. Luego de varias fotos comienza el camino de regreso. Descender es fácil, simplemente no tenía ganas de hacerlo porque eso implicaba el camino de regreso hacia el aeropuerto.

Luego de una media hora, y ya debajo de la pirámide del Sol, reaparece el vendedor de la máscara. “Se la dejo a 250”. Entre charla y charla cerramos trato a 125 pesos mexicanos. Contenta con la negociación y muerta de sed, creo que compre la botella de agua más cara de México, pero daba mi vida por tomarla.

¿Qué más puedo decir de este viaje de 1 día libre en México? Luego de pasar por un taller de artesanía, conocer al perro mexicano sin pelo, sacar algunas fotos, no quedo otra que emprender el viaje de regreso a la civilización moderna, la del shopping y la tecnología y despedirme de México. ¿que paso con la foto de los encuerados desnudos? por desgracia a la hora que regrese, estaban en su carpa durmiendo la siesta. Mala suerte.

¿Qué más puedo decir de este viaje de 1 día libre en México? Fue injusto y una total falta de respeto hacia un pueblo con historia, con arte y cultura propia, con legado a toda la humanidad. Un dia, no es nada para todo lo que hay para conocer. Con un calendario Maya que termina en el 2012 con un regalo que dejo al mundo: el cacao “el chocolate es el regalo de México al mundo”. Pero por sobre todo con gente muy hospitalaria, de gran corazón que tienen mucho por mostrar. ¿Es suficiente un día libre en México DF? No, es una falta de respeto a toda una civilización.Una próxima vez, será por mas tiempo. México me espera.

 teotihuacan-mexico

vista-mexico-df

vista-mexico

teotihuacan-mexico

protesta-mexico

policia-teotihuacan-mexico

piramide-teotihuacan

piramide-mexico

perro-mexicano mexico-piramides

mexico-cerveza-quilmes

mexico-cartel-corona

mexico-cactus

mexicano

escalera-teotihuacan

encuerados-mexico-protesta

en-ciudad-de-mexico

comercios-teotihuacan

basilica-guadalupe-mexico

basilica-guadalupe

artesanos-teotihuacan

artesanias-mexico

fotos: @viajesyrelatos_

Comments?

A %d blogueros les gusta esto: