La historia de vida en un viaje: viajes genealógicos

Existen distintos tipos de viajes y esto no es nada nuevo: por placer, por trabajo, por blogs, por la búsqueda de uno mismo, fotosafaris y otros. También están los viajes temáticos y hay uno en particular que puede captar el interés de los genealogistas y que los llamo “viajes genealógicos”.

Mas allá de recorrer lugares donde vivieron nuestros antepasados o ancestros y ver la casa donde vivían,  la iglesia que fueron bautizados, la escuela, la plaza, un viaje genealógico incluye y no debe faltar ir a los cementerios como fuente de información. Los muertos no hablan pero las tumbas si y con muchos datos que nos permite armar el árbol, o recolectar información de nacimientos y defunciones para luego ir al Registro Civil y pedir partidas de defunción o actas de nacimiento. También para ir a las iglesias y pedir las fe de bautismo con fechas mas precisas.

Recorrí muchos cementerios en la provincia de Santa Fe, Buenos Aires y Río Negro para reconstruir el árbol genealógico y en esas recorridas fui descubriendo también la historia familiar.  Un bisabuelo que participó en la construcción de una iglesia, otro bisabuelo que fue el primer Presidente de la Comisión de Fomento en Acebal. El médico del pueblo que operó a mi abuela de un lunar durante la época que aun no existía la anestesia.  La hija de la prima de mi abuelo casada con el primer fotografo que retrató la ciudad de Bariloche en libros. Asi es como mi árbol ya no es árbol sino un bosque de mas de 450 integrantes.

Cementerio de Moises Ville

También se dan los casos donde no se encuentran las tumbas, por el paso de los años y para eso están los libros en los cementerios con el inventario y registro de todos los sepultados.

Pero se me acabaron los cementerios en Argentina para recorrer, aunque en realidad nunca se acaban porque siempre en algún lugar está el primo de una prima de una abuela, el sobrino de un primo del bisabuelo. Pero creo que llego el momento de irme a los lugares de donde llegaron mis ancestros, porque si quiero saber donde quiero ir, tengo que saber de donde vengo. Difícilmente lo descubra, pero el recorrido que se hace en la búsqueda del saber es un camino fascinante. Mientras tanto, a disfrutar, que un viaje genealógico  trae en si mas que sorpresas: una historia de vida, la historia de la familia!

Algunas páginas recomendadas:

www.cemla.com para el arribo de pasajeros a Argentina

Página de genealogía Argentina: http://www.genargentina.com.ar/

2 comentarios sobre “La historia de vida en un viaje: viajes genealógicos

  • el 14 Febrero, 2013 a las 7:01 pm
    Permalink

    tenes que aprovechar a hacerlo mientras te quedan aun para preguntar porque te facilita la tarea. Por suerte mi tio me paso un pequeño arbol y ahi arranque de chiquita me acuerdo, preguntando preguntando y bueh..tengo un bosque ahora jaja

    Respuesta
  • el 14 Febrero, 2013 a las 1:55 pm
    Permalink

    Más de una vez he tenido el impulso de hacer lo que indicas. Y eso que siento que cada vez quedan menos a quienes preguntarles, sobre todo de mi lado paterno.

    Respuesta

Comments?

A %d blogueros les gusta esto: